Zonas Azules: los 5 lugares del mundo donde la esperanza de vida es excepcionalmente larga

Zonas Azules: los 5 lugares del mundo donde la esperanza de vida es excepcionalmente larga

Los habitantes de las Zonas Azules son los más longevos del planeta por múltiples factores. Te contamos todos los detalles y dónde quedan.

Zonas Azules

Zonas Azules

Lo más parecido a la vida eterna en la vida real se puede encontrar en las llamadas Zonas Azules. Se trata de un término acuñado por primera vez en 2005 por Dan Buettner en la revista National Geographic, para referirse a los lugares donde la esperanza de vida es la más larga del mundo y donde se reducen considerablemente los índices de enfermedades coronarias, de cáncer y de demencia senil.

Ahora, en Millas x el Mundo te proponemos recorrer estos cinco lugares y contarte los múltiples factores que determinan estas zonas. Los más importantes están relacionados con una dieta saludable, actividad física diaria, una rutina donde el estrés sea reducido, practicar espiritualidad y estar en contacto con la naturaleza.

Cuáles son las Zonas Azules del planeta

Okinawa, Japón

Okinawa, Japón

Okinawa, Japón

Japón es uno de los países con la esperanza de vida más larga del mundo. Se estima que hay más de 50 mil centenarios japoneses. Pero la isla de Okinawa, una península ubicada al sur del país, tiene el registro más alto del país. Allí, los ancianos llegan a vivir alrededor de 84 años y las mujeres alcanzan los 90 años. Además, el riesgo de enfermedades cardiovasculares, demencias seniles y Alzheimer es bajísimo en comparación con Estados Unidos, por ejemplo.

Alimentos básicos como el boniato okinawense, la soja, la artemisa, la cúrcuma y el goya (melón amargo) mantienen a los okinawenses con una vida larga y saludable.

Península de Nicoya, Costa Rica

Península de Nicoya, Costa Rica

Península de Nicoya, Costa Rica

En esta región de Centroamérica, sus habitantes tienen la tasa de mortalidad de mediana edad más baja del mundo y la segunda concentración más alta de hombres centenarios. El secreto de su longevidad reside en parte en sus sólidas comunidades religiosas, profundas redes sociales y hábitos de actividad física regular de baja intensidad.

La clave de su longevidad podría estar en su dieta basada en frutas tropicales y las llamadas “tres hermanas” de la agricultura mesoamericana: los frijoles, el maíz y la calabaza.

Isla de Icaria, Grecia

Isla de Icaria, Grecia

Isla de Icaria, Grecia

Esta isla del mar Egeo, a ocho millas de la costa de Turquía, tiene una de las tasas más bajas del mundo de mortalidad y demencia en la mediana edad. Las investigaciones relacionan su mayor longevidad con su tradicional dieta mediterránea, rica en verduras y grasas saludables y con menos productos lácteos y cárnicos.

“Uno de cada tres icariotes llega a los 90 años y tienden a vivir 10 años más que el resto de los habitantes de Europa y América”, afirma el Centro Internacional sobre el Envejecimiento.

Loma Linda, California

Loma Linda, California

Loma Linda, California

La mayoría de las Zonas Azules son islas o penínsulas. Y si bien Loma Linda no lo es, funciona como tal. Este pequeño pueblo, aislado por la falta de contacto con otras costumbres, es el hogar de aproximadamente 9 mil seguidores de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Los lugareños le dan una importancia fundamental a la fe y a sus creencias religiosas, y aquí parece estar una de las claves de su longevidad. Suelen vivir hasta diez años más que los otros habitantes de California. Pero también su estilo de vida incluye seguir una dieta vegetariana evitando alimentos “bíblicos”.

No consumen cerdo ni carnes rojas, y tampoco pueden fumar, tomar café, ni beber alcohol. Su dieta incluye granos integrales, mucha agua, nueces, verduras, frutas frescas y legumbres. Se cree que la rutina de reunirse con otros seguidores de su iglesia favorece la socialización, alivia el estrés y refuerza el estilo de vida saludable.

Un recorrido por las playas más lindas de Sudamérica

Barbagia, Cerdeña

Barbagia, Cerdeña

Barbagia, Cerdeña

Las tierras altas y montañosas de esta isla italiana cuentan con la mayor concentración de hombres centenarios del mundo. Su población consume una dieta baja en proteínas asociada a menores tasas de diabetes, cáncer y muerte en menores de 65 años.

En su día a día no puede faltar la leche de cabra (reduce el colesterol y es rica en calcio), la cebada molida, el hinojo (alto en fibra y diurético) y la infusión de cardo mariano (antioxidante y antiinflamatorio). Además consumen berenjenas, tomates y habas, entre otros productos, de sus huertas propias y beben diariamente su vino local (elaborado con uvas Cannonau) que es rico en polifenoles y favorable para la salud del corazón.

MÁS NOTICIAS