Un recorrido por el Laberinto Patagonia, el más grande de América del Sur

Laberinto Patagonia

Ubicado en Chubut, el Laberinto Patagonia es ideal para vivir una aventura inolvidable. 2.200 metros de senderos y nueve entradas te desafían a llegar a su centro.

Laberinto Patagonia

Laberinto Patagonia

El laberinto más grande de América Latina está en Argentina. A tan solo 3.7 km del pintoresco pueblo El Hoyo, en la provincia de Chubut, camino al desemboque del río Epuyén, se encuentra el Laberinto Patagonia.

Construido con un cerco vivo de 8.000 metros cuadrados, con 2.200 metros de sendero para recorrer y un circuito de nueve puertas que te desafía a llegar a su centro, este recorrido se traduce en una propuesta estimulante para quienes se animan a vivir una experiencia diferente.

Un sueño hecho realidad

El laberinto es un símbolo del mundo espiritual, una representación de los caminos alternativos y las encrucijadas de la vida.

En este caso su historia se remonta a 1996, cuando Doris Romera y Claudio Levi tuvieron que esperar diez años a que crecieran los 2.100 cupressus macrocarpa que plantaron durante 25 días ininterrumpidos.

El gran sueño de esta pareja era construir un laberinto en medio de un valle rodeado de montañas. Era como materializar una metáfora de la vida, de búsqueda, de camino a descubrir.

“En todo laberinto siempre existe una salida, pero antes es necesario perderse”, explicó Claudio Levi, quien para llevar adelante su sueño se inspiró en el laberinto cordobés de Los Cocos, y en autores como Franz Kafka y Jorge Luis Borges.

¿Te animás a cruzarlo? Conocé el puente colgante más largo del mundo

“Lo que ves en un laberinto es la entrada y tenés que buscar una salida, y para eso hay toda una serie de pasadizos, de pasillos, que pueden ser físicos, pueden ser cercos, pueden ser paredes”, agregó.

En ese sentido, advirtió que “la persona puede tomarlo como un juego o como una alegoría de la vida que siempre, en cada laberinto que se te presente, hay una salida, pero antes es necesario perderse, algo que pasa a veces con la pareja, en un trabajo, en un emprendimiento, en una carrera universitaria … pero la salida siempre está”.

Laberinto Patagonia

Laberinto Patagonia

Una aventura inolvidable

Las cinco hectáreas de parques y bosques nativos, con panorámicas espectaculares permiten pasar el día y recorrer el laberinto hasta finalmente llegar al centro y a la salida.

Además, en el predio donde se encuentra el laberinto hay una casa de té como salida de un cuento que ofrece exquisiteces elaboradas con materia prima del lugar. Durante todo el año es sede de encuentros y espectáculos artísticos, entre otras actividades, además de venta de libros, fotografías, joyas, cerámicas y producciones de artistas de la zona.

Por último, los visitantes podrán comer en “La Sidrería”, un restaurante con una propuesta gastronómica que ofrece platos patagónicos, tragos y sidra artesanal, mientras la galería de arte GAL ofrece eventos musicales y experiencias sensoriales que incluyen arte, tecnología, sonido y movimiento.

MÁS NOTICIAS