Playa, sol y carnaval en la costa Uruguaya

Cultura, historia, entretenimiento y playas paradisíacas: la combinación perfecta para pasar unas vacaciones inolvidables en la costa uruguaya. 

El verano es una buena opción para conocer esta región que cada temporada recibe alrededor de 100 mil turistas argentinos. Además, entre finales de enero y comienzos de marzo, la ocasión es perfecta para disfrutar del Carnaval uruguayo, considerado el más largo el mundo y la fiesta popular más importante de este país.

La empresa Buquebús, tiene varias frecuencias diarias a Colonia y Montevideo y combinaciones con buses de la empresa que llegan hasta Punta del Este y La Paloma. También brinda la opción de llevar automóviles abordo para recorrer la costa uruguaya de punta a punta.

 

 

Colonia del Sacramento

Es una de las ciudades coloniales más bonitas de Sudamérica y uno de los principales lugares turísticos de Uruguay.

Es evidente que cuando uno piensa en viajar a Colonia piensa en su casco histórico: una mezcla de arquitectura colonial portuguesa y española con más de tres siglos de antigüedad que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995.

Perderse por las calles en el interior de la muralla, fotografiar la calle de los suspiros, contemplar las casas antiguas y las calles empedradas, todo eso vale la pena en tu recorrido por la ciudad. Además no podes dejar de visitar el puerto, la Basílica del Santísimo Sacramento -considerada la más antigua del país- y el Faro, desde donde se puede observar la desembocadura del Río de la Plata.

Colonia es una ciudad pequeña que puede recorrerse en un día. Entre las opciones de movilidad, este lugar nos ofrece: tours a pie, alquiler de bicis, alquiler de carritos eléctricos de golf o bus turísticos con audio-guía.

 

street view

Montevideo 

Es la ciudad capital de Uruguay y la más austral de América. Posee una superficie de 530 kilómetros cuadrados y una población de 1.300.000 habitantes. Fue fundada entre 1724 y 1730 por el entonces gobernador de Buenos Aires Don Bruno Mauricio de Zabala. Su diseño original fue el de la típica ciudad colonial en forma de damero y rodeada de murallas; en la actualidad sólo queda en pie La Puerta de la Ciudadela que funciona como la entrada a Ciudad Vieja, el barrio más antiguo de Montevideo.

Podemos encontrarnos con antiguos tesoros arquitectónicos como el Cabildo, la Iglesia Matriz y la plaza de la Independencia, considerada como la historia viva de Uruguay, con un monumento a Artigas y una espectacular vista 360 del Palacio Salvio.

La rambla capitalina, bordeando los márgenes del Río de la Plata, se extiende por más de 30 kilómetros de costa y es uno de los principales paseos. Las playas son uno de los atractivos más deseados de la ciudad para disfrutar del sol, baños y actividades deportivas.

Montevideo cuenta además, con grandes espacios verdes, ferias en diversos puntos de la ciudad y calles llenas de historia.

Sin duda, Montevideo es el lugar por excelencia para deleitarse con el tradicional chivito uruguayo, dos recomendados: La Pasiva o El Rey del Chivito. Yendo hacia el sur, el Mercado del Puerto, es el lugar por excelencia para disfrutar de la gastronomía típica local.

Piriapolis

A 98 km de Montevideo, en el departamento de Canelones, la predominancia de altos cerros y extensas playas, la hace una ciudad propicia para el turismo. Cuenta con gran oferta de hoteles y una vida nocturna muy activa en los meses de verano.

Sus playas se ubican a lo largo de una franja de 25 kilómetros de costa de arenas blancas y aguas limpias. Algunas de las más atractivas son: San Francisco, Playa Grande, Playa Verde, Playa Hermosa, Las Flores y Bella Vista.

Entre los cerros más importantes que rodean la ciudad se encuentran: el Cerro San Antonio -que ofrece una vista panorámica espectacular-, el cerro Del Toro y el Pan de Azúcar, el tercero más alto de Uruguay.

En las cercanías de Piriápolis se encuentran formaciones rocosas sobre el mar, denominadas Punta Fría, Punta Colorada y Punta Negra, que son excelentes pesqueros para todo el año.

Punta del Este

Nuestro próximo destino en este recorrido uruguayo es Punta del Este, una ciudad ubicada en la península que separa el Río de la Plata del océano Atlántico. Punta del Este cuenta con extensas playas entre las que se destacan la “Mansa” y la “Brava” apodadas así de acuerdo a sus características.

Es además el lugar glamoroso por excelencia; en las exclusivas tiendas sobre la avenida Gorlero siempre podrás cruzarte con algún personaje famoso. Las inversiones extranjeras en esta ciudad la han hecho un lugar de lujo y confort sólo apto para turistas con un buen pasar económico, sin embargo hay muchas opciones dadas por sus condiciones naturales de una singular belleza y que pueden disfrutarse con un presupuesto acorde a cada situación.

La rambla emplazada sobre estas playas, desde la parada 3 de la Mansa hasta la famosa escultura de Los Dedos en la parada 1 de la Brava, invita a turistas a hacer una caminata o un paseo en bicicleta o rollers. Y si querés darle un sentido más aventurero a tus vacaciones, Punta del Este tiene muchos lugares agrestes dignos de recorrer en auto o bicicleta.

A sólo unos minutos de Punta del Este se encuentra Punta Ballena, una formación de rocas que se adentra en el mar y que sirve como límite natural entre la bahía de Portezuelo y Maldonado. Esta particular geografía hace que éste sea uno de los pocos lugares en el mundo donde disfrutar un atardecer sea tan placentero.

En la península podemos encontrar Casapueblo, un hotel con estilo y una maravillosa arquitectura, diseñado por el artista uruguayo Carlos Páez Vilaró. Este pintoresco edificio de estilo mediterráneo cuenta con excelentes vistas de la playa Mansa además de una casa de té y un museo que exhibe las obras del artista, pero por sobre todo, es un excelente mirador para apreciar la conmovedora experiencia de la caída del sol.

Del lado oeste de Punta Ballena hay un pequeño puerto natural, donde se desarrollan deportes náuticos, y se encuentran Las playas Portezuelo y Solanas, muy visitadas por su orientación al poniente, sus aguas calmas y sus grandes extensiones de arena fina. Del lado este hay grutas, rocas y playas de arena gruesa, con vista a Punta del Este y la Isla Gorriti.

Las Playas de Rocha

El departamento de Rocha nos ofrece kilómetros de playas, rodeadas de dunas, parques y áreas protegidas. Hay para todos los gustos, para quienes prefieran descansar como para quienes anden con un espíritu más aventurero. Hay playas exclusivamente familiares y están aquellas en las que predominan los jóvenes quienes entre guitarreadas, mates y deportes playeros se reúnen hasta ver la caída del sol.

Algunas destacadas:

La Paloma, a 95 kilómetros de Punta del Este, es el balneario más importante de la región. Pueblo de pescadores y un imperdible para quienes quieran practicar la pesca de la corvina negra, lenguado y pequeños tiburones. El Faro de Cabo Santa María es un lugar ideal para hacer unas panorámicas de las extensas playas que lo rodean.

La Paloma lighthouse Uruguay, 1874. Active. The area was declared a national monument in 1976

 

La Pedrera es un balneario pequeño y tranquilo, asentado sobre un acantilado rocoso y con mucha vegetación. La Rambla es un lugar perfecto para pasear y ver los atardeceres y en época invernal, el cortejo de ballenas francas en busca de aguas cálidas.

Cabo Polonio se encuentra dentro del Parque Nacional Cabo Polonio que integra el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, por esta razón en este balneario no hay servicio de electricidad ni agua corriente y apenas hay señal en los celulares. Los caminos son de arena y para llegar es necesario hacerlo en uno de los vehículos todo terreno que atraviesa dunas y playas desérticas. Eso sí, este lugar para la conexión con la naturaleza, nos regala el mejor cielo estrellado que hayamos visto jamás.

Punta del Diablo es un pequeño pueblo pesquero cuya playa principal está repleta de embarcaciones. En los alrededores se observan puestos de artesanías sobre sus calles tierra, muchas de ellas sin veredas. Las casas son rústicas con techos de paja y paredes de colores.

En Barra del Chuy, ya en la frontera con Brasil podemos disfrutar de las playas de arena blancas y aguas más cálidas que tiene la región. La extensión de las mismas permite hacer largas caminatas y encontrar un gran diversidad de almejas sobre la arena. Si bien hay muy pocos hoteles en la zona, predominan las casas y complejos de cabañas en alquiler, también hay diferentes alternativas para acampar. Barra del Chuy es además, una de las ciudades balnearias más económicas de Uruguay.

Artículos Relacionados

Palaos, el paraíso libre de Coronavirus

La República de Palaos, que está ubicada en Oceanía y forma parte del grupo de islas de Micronesia, ha pasado...

5 secretos de Río de Janeiro

Es una de las más elegidas para disfrutar de la playa y el calor. Pero no todo es Cristo Redentor,...

Panamá es el primer país de América Latina en implementar el turismo de vacunas

Panamá permitirá a los extranjeros las dosis de AstraZeneca. Es el primero en la región en lanzar un certificado digital...

Consejos para viajar de mochilero por Sudamérica

Es una de las modalidades más utilizadas por los jóvenes, que también piensan en un presupuesto más económico. Te damos...
80