Los mejores consejos para que tu viaje largo en avión sea placentero

Los mejores consejos para que tu viaje largo en avión sea placentero

Desde el equipaje de mano hasta la ropa, te contamos las claves para tener un vuelo relajado y no convertir tu próximo viaje en avión en una situación estresante.

Secretos para que tu viaje largo sea placentero

Secretos para que tu viaje largo sea placentero

Viajar es una experiencia única, pero los vuelos largos muchas veces pueden convertirse en una pesadilla. Por eso, en Millas x el Mundo te traemos los mejores consejos para que tu próxima travesía en avión no se convierta en una situación estresante.

Reservá un buen asiento

Empecemos por el comienzo. Uno de los mejores consejos para vuelos largos es pensar con anticipación y elegir un buen asiento, siempre que sea posible.

De esta manera, si buscas más espacio para las piernas, te recomendamos que elijas las filas de salida. Si querés evitar el llanto de los niños, mantenete alejado de la parte delantera del avión. Si te gusta moverte por el avión (o tener acceso rápido a los baños), asegurate de obtener un asiento en el pasillo.

Equipaje liviano

A la hora de armar el bolso es muy importante dejar todo lo que no sea necesario en el equipaje a despachar. De esta manera, evitarás sobre peso en tu espalda y, sin duda, un viaje más cómodo.

Procurá que tu equipaje de mano sea liviano

Procurá que tu equipaje de mano sea liviano

Viajá con ropa cómoda

Parece obvio, pero no lo es. Al momento de abordar un avión siempre es conveniente hacerlo con ropa cómoda. Solo tenés que pensar en un outfit que no te moleste después de estar sentado durante 8 o más horas sentado.

En cuanto al calzado, asegurate de que no sean demasiado ajustados, ya que los pies se hinchan en la altura.

Por último, te recomendamos guardar tus joyas porque, además de ser incómodas para descansar, vas a evitar activar las alarmas de seguridad del aeropuerto.

Preparate para dormir

Llevá algunos elementos para dormir cómodo

Llevá algunos elementos para dormir cómodo

Dependiendo el destino, un vuelo largo puede durar más de 10 horas. Es decir, el equivalente a un día o una noche enteros, por lo que vale la pena llevar algunos elementos esenciales. Por ejemplo, una buena almohada, manta, antifaz y tapones para los oídos, además de artículos de baño como cepillo y pasta.

Abrochate el cinturón

Si planeas dormir, asegurate de que tu cinturón de seguridad esté abrochado y visible sobre tu ropa o manta. De esta manera, los asistentes de vuelo no van a tener que despertarte cuando hagan los controles de seguridad si se enciende la señal del cinturón de seguridad.

Llevá tus propios snacks

Muchas aerolíneas te ofrecen comida en un vuelo de larga distancia, pero puede que no sea cuando vos lo desees. Por eso, para evitar cualquier ataque de hambre mientras esperas el carrito de los asistentes de vuelo, guardá algunos snacks como barras de cereal, nueces o frutas secas en tu equipaje de mano.

Hidratate

Las cabinas de los aviones suelen ser lugares muy secos y las posibilidades de deshidratarse son altas. Tomá mucha agua regularmente y evitá tomar demasiado té, café y alcohol.

En este punto, te recomendamos que lleves una botella de agua a bordo, para no tener que pedir todo el tiempo.

Cómo hacer el check-in online y no perder tiempo en el aeropuerto: una guía paso a paso

Caminá un poco durante el vuelo

Permanecer tantas horas sentados, sin duda no es lo que nos recomendaría nuestro médico. Estirar las piernas no solo es necesario para sobrellevar la situación, sino también para evitar el riesgo de desarrollar una trombosis venosa profunda.

Por eso, te recomendamos levantarte de tu asiento aproximadamente cada dos horas y camines por el pasillo.

Cargá tus dispositivos

Lo último, pero no por eso menos importante: acordate de cargar todos tus dispositivos (tablet, computadora portátil, teléfono celular) con juegos, películas, programas de televisión, música, libros o lo que uses para mantenerte entretenido mientras no duermas.

MÁS NOTICIAS