Cordes-sur-Ciel: bienvenidos al pueblo medieval construido sobre el cielo

Cordes-sur-Ciel: bienvenidos al pueblo medieval construido sobre el cielo

Ubicado al sudoeste de Francia, Cordes Sur Ciel parece estar suspendido en el cielo cuando la bruma cubre el valle.

Un pueblo construido sobre el cielo

Un pueblo construido sobre el cielo

Cordes-sur-Ciel, un pueblo medieval ubicado en la región de Occitania, al suroeste de Francia, parece sacado de un cuento de hadas. De hecho su nombre, que se traduce como “Cordes sobre el cielo”, evoca la sensación de estar suspendido en el aire cuando se contempla desde la distancia.

Construido en lo alto de una colina escarpada, este encantador pueblo ofrece una vista impresionante de los campos de girasoles y viñedos que se extienden hasta el horizonte.

Cordes-sur-Ciel fue fundada en el siglo XIII y reactivada años más tarde por numerosos artistas y artesanos. Por ello, la ciudad alberga talleres, sopladores de vidrio y  joyeros. Finalmente, en 1993, Cordes se renombró a Cordes-sur-Ciel por parecer estar “en el cielo”, sobre todo en otoño, cuando las nubes bajan y sobre ellas se asoma solamente la parte más alta de la villa.

Un laberinto medieval

Cordes-sur-Ciel

Cordes-sur-Ciel

El pueblo es un laberinto de calles empedradas y casas de piedra con entramado de madera que transporta a los visitantes a tiempos pasados. Sus murallas fortificadas y sus torres defensivas atestiguan su importancia histórica como bastión durante la Edad Media.

Además de su rica herencia histórica, los amantes de la gastronomía podrán disfrutar de la cocina tradicional de la región, mientras que los aficionados podrán visitar las numerosas galerías y estudios de artistas locales.

Cordes-sur-Ciel: bienvenidos al pueblo medieval construido sobre el cielo

Cordes-sur-Ciel: bienvenidos al pueblo medieval construido sobre el cielo

Por otro lado, los fanáticos del trekking, podrán explorar los senderos que serpentean a través de los bosques circundantes.

Cordes-sur-Ciel es más que un simple destino turístico; es un lugar donde el pasado y el presente se entrelazan en un paisaje que parece flotar en el cielo. Para aquellos que buscan una experiencia única en un entorno medieval encantador, este pueblo francés ofrece una escapada inolvidable.

Los eventos culturales y festivales que tienen lugar a lo largo del año, como el mercado medieval y las representaciones teatrales al aire libre, añaden un toque de magia a esta encantadora localidad.

MÁS NOTICIAS