Bariloche para chicos y grandes durante todo el año

Sky, snowboard, caminatas con raquetas, paseos en trineos, muñecos de nieve … podemos enumerar decenas de aventuras en la nieve, pero Bariloche es mucho más que eso. Tanto en invierno como en verano, este lugar es una excelente opción para visitar con niños.

Algunos recomendados:

Teleférico al Cerro Otto: a sólo 5 kilómetros de la ciudad se encuentra el teleférico para ascender la cima de 1405 metros sobre el nivel del mar donde se emplaza la famosa Confitería Giratoria para disfrutar de la vista mientras se puede degustar sabores regionales.

En el complejo se encuentran además un puente colgante, un laberinto y pistas de deslizamiento para usar con trineos en invierno o inflables durante el resto del año. Y si buscamos algo más cultural, podemos visitar el museo en el que se encuentran  reproducciones  exactas de las obras maestras David, Moises y La Piedad de Miguel Angel. 

Artículos relacionados

Más inteligentes, más amables, más seguros: las tendencias para viajar se modificarán para siempre
Las claves para aprovechar el plan turístico para recorrer nuestro país.
Para reflexionar acerca de las distintas culturas con las que conformamos nuestro lugar en el mundo.
Un paraíso patagónico que nada tiene que envidiarle a las playas del Caribe.
Según un estudio, los viajes de placer a destinos locales, sin aglomeraciones y al aire libre definen al turista pospandemia.
El sur de nuestro país nos permite acceder a imágenes naturales de una belleza singular que nada tienen que envidiarle a otros destinos del exterior. 

Quienes somos

Tanto nos gusta viajar que cuando no lo estamos plasmando físicamente, estamos investigando, buscando precios, pidiendo consejos.
Nos gusta hacer MillasXelMundo porque volamos con la imaginación, porque disfrutamos reviviendo recuerdos por el mundo, porque somos una comunidad viajera dispuesta a aportarte los más útiles consejos para planificar y realizar tu estadía más placentera.
Porque recolectamos relatos viajeros y queremos que vos nos cuentes el tuyo.

Simplemente...