La Isla de Bali, un paraíso en la tierra

La Isla de Bali, un paraíso en la tierra

Resto del Mundo llegó a la Isla de Bali, en Indonesia. Se trata de un paraíso único y lleno de mística. Playas soñadas, cultura, templos milenarios, arrozales únicos en el mundo, gastronomía top, surf, hoteles de película y sobre todo buenos precios, es lo que encontrarás en este sitio imperdible.

Bali es una de las 17.000 islas que conforman Indonesia, el país insular más grande del mundo. En los últimos años la Isla de Bali, también conocida como la isla de los dioses, se ha convertido en uno de los destinos turísticos más visitados del sudeste asiático.

Los miles de argentinos que recorrieron por turismo la isla afirman que es mágica y que cuenta con una energía tan especial, que hace que muchos que fueron por vacaciones, se terminen quedando a vivir.

Ubud

La localidad de Ubud, ubicada en el centro de la isla, es su capital turística. La primera parada es el Palacio Real, también llamado Puri Sareng Agung. La familia real de Ubud, otro de los 9 reinos de Bali, aún existe y vive aquí. En el mismo recinto está el templo Pura Marajan Agung que destaca por sus grabados y por la puerta de entrada. Se puede recorrer libremente la mayor parte, excepto los aposentos de la familia real y su parte privada del templo.

En el centro de Ubud también se encuentra otro de los lugares más famosos de Bali: se trata del bosque sagrado de los monos.

Es una reserva que funciona para la protección de los monos, los cuales son sagrados. Hay un total aproximado de 700 y se encuentran poblando las dos hectáreas y media del predio. Los monos no tienen problema con la vinculación con los humanos ya que están acostumbrados.

Cerca del bosque sagrado de los monos, se encuentra el famoso mercado de Ubud. Es el mercado más importante de todo Bali, por lo que es el primer distinto del turista, incluso antes de sus playas. Encontrás fundamentalmente frutas propias de la isla. También podrás descubrir increíbles artesanías de cientos de familias que se dedican a crear distintos objetos, entre ellos instrumentos.

El imponente rito religioso en Bali

En Bali existen más de 10.000 templos y cuando uno viene de visita es una tarea muy difícil elegir cuál visitar.

Los balineses son muy creyentes y las ceremonias son un rito que ocurre todos los días en su vida, incluso entre tres a cuatro veces por día. Suelen entregar ofrendas en sus templos. Uno de los más comunes consta de flores, incienso y alimentos, los cuales pueden comprarse en los alrededores.

Su gastronomía y cultivos

La gastronomía es única y muy económica, al punto de poder comer por 1 o 2 dólares. Se destaca la particularidad que es más barato comer en restaurantes que en las casas, debido “a una cuestión cultural”.

En Bali, un gran porcentaje de la población se dedica por completo al cultivo y a la recolección del arroz. Por tal razón es muy fácil encontrarse con las arrozales.

Las terrazas de arroz de Tegalalang se encuentran a tan sólo 11 kilómetros al norte de Ubud. Unos 20 minutos en moto. Y son una de las atracciones más turísticas e icónicas del Bali rural y milenario.

Debes saber que los arrozales cambian de color. Sí, del lujurioso verde, pasa al marrón en la época de cosecha, cuando está recién cortado. Situadas en un precioso valle, su construcción milenaria, llama la atención, porque dibuja perfectos y espectaculares escalones.

En Bali, en los últimos tiempos, cada campo de arroz idílico se ha transformado en lujosas villas o bonitos apartamentos para el turismo, por lo que el negocio de éstos campesinos locales, conservando las terrazas de Tegalalang es del todo lícito, y ayuda a que el valle no acabe en manos de los ambiciosos constructores.

Cada campesino, hoy en día, tiene dos mil a tres mil metros cuadrados de arrozales, con lo cual es suficiente para cultivar para su  familia y tiene de sobra para vender.  Caminar por los pequeños senderos de las terrazas y perderse en el verde intenso de las plantaciones de arroz es una de las experiencias más maravillosas que pueden existir.

Sin duda otra de las actividades imperdibles es la caminata al Bukit Campuhan, mundialmente conocida como Campuhan Ridge Walk. Se trata de un paseo por la parte más natural de Ubud, a través de un camino pavimentado sobre una gran colina verde con vegetación, árboles y algunas palmeras.

Las playas de Bali

Canggu es una de las zonas más cool de Bali y también una de las más occidentalizadas. Tiene más de 10 kilómetros de playas amplias con arena negra volcánica y excelentes olas para hacer surf. Las dos playas más importantes de la zona son Echo Beach y Canggu beach.

Dentro de su ruta gastronómica, no podemos olvidarnos de las tiendas de café. Algunos locales son más nuevos que otros, pero todos tienen instalaciones creativas con  espacios al aire libre, hasta algunos con pileta, combinando colores neutros, con el verde de las plantas y diferentes  estilos y conceptos.

En esta isla hay muchísimos lugares y escuelas para aprender a bucear. Sus aguas templadas y cristalinas, así como la riqueza de sus fondos marinos hacen de la costa este de Bali un auténtico paraíso submarino. También las islas Nusa ofrecen un innegable atractivo para los amantes del buceo, así como principiantes en busca de coloridos paisajes sumergidos.

En Bali, las islas Nusa son un destino apasionante que está ganando mucha relevancia últimamente. Su carácter inexplorado llama la atención de los viajeros, además de sus bonitas playas y acantilados.

Kelingking Beach es una de las playas más conocida situada en la isla Nusa Penida que está cerca de Bali (Indonesia). En los últimos años se ha puesto de moda y no es de extrañar, ya que las vistas desde la parte superior son increíbles. También es conocida como Isla Dinosaurio o T-Rex. El motivo de ese apodo es porque su forma recuerda a la forma de la cabeza de los dinosaurios Rex.

Para llegar hay que hacer una caminata de unos 45 minutos en la que se debe bajar a través de un empinado acantilado con pocos lugares de donde sostenerse. Si bien parece arriesgado vale la pena, no sólo por el paisaje sino también porque por la dificultad del camino es muy poca la gente que desciende hasta allí. En los últimos años se ha convertido en uno de los sitios más visitados de Bali y al tratarse de un sitio tan alucinante no tardó en transformarse en una de las postales más compartidas en Instagram.

 

Artículos Relacionados

Reef Explorer, experiencia única en Punta Cana

Reef Explorer es una excursión de medio día que combina actividades acuáticas y un momento de relax en una isla...

Chiang Mai: un popular destino de Tailandia

Se la conoce como la «Rosa del Norte», y se caracteriza por su diversidad étnica, su increíble hospitalidad y sus...

Consejos para viajar de mochilero por Sudamérica

Es una de las modalidades más utilizadas por los jóvenes, que también piensan en un presupuesto más económico. Te damos...

Palaos, el paraíso libre de Coronavirus

La República de Palaos, que está ubicada en Oceanía y forma parte del grupo de islas de Micronesia, ha pasado...
80