Duelo migratorio o cómo transitar la decisión de irse a vivir a otro país

*Por Sebastián Girona, psicólogo especializado en Psicoterapia 

Ya está… ya lo decidiste y te vas a ir, no sabes cuándo, pero la decisión está tomada: te vas a ir a vivir a otro país. O porque querés hacer una experiencia en otra cultura, porque te surgió una oportunidad que no podés rechazar o porque te vas enojado con Argentina.

Sea como sea, entrás en un proceso en donde te van a pasar varias cosas, psicológicamente hablando.

Primero, seguro tenés una fantasía, soñás con que algún día vas lograr tener esa experiencia. Si esa fantasía se sostiene a base de deseo y ese deseo tiene vigor y es poderoso, va a pasar a la segunda etapa: la del proyecto. Entonces la cuestión pasará a tener aspectos más concretos, a qué ciudad vas a ir, de qué vas a trabajar, te vas solo o te vas con tu pareja, o con la familia directamente. Si lográs armar un proyecto sólido y sentir que estás preparado o que las condiciones están dadas, empieza la cuenta regresiva o la etapa más ejecutiva que indefectiblemente tiene un ingrediente activo fundamental: miedos.

Miedos lógicos y naturales que inevitablemente forman parte del proceso y que deberemos enfrentar y superar si queremos seguir con el proyecto.

Existe un fenómeno particular que se presenta cuando tomamos la decisión de dejar algo que queremos dejar hace mucho tiempo. En el preciso momento en que tomo esa decisión lo que me molestaba antes deja de hacerlo, como mínimo me molesta un poco menos que antes y eso a veces nos hace dudar. Pero lo cierto es que es un fenómeno psicológico muy habitual que dura un tiempo. Si la decisión es sólida debería pasar después de unos días.

Los momentos de la vida en donde nos toca crecer como personas suelen tener una combinación muy particular y los podríamos definir con dos palabras: triste-feliz. Esa ambigüedad se presenta cuando estamos por dar un paso importante en nuestra vida y entonces estoy triste por lo que dejo y feliz por lo que vendrá y lo que persigo hace mucho tiempo y estoy por conseguir.

Así que, si superaste todo esto, andá haciendo las valijas y sacando los pasajes.

Artículos Relacionados

Italia

Italia, lugar de oportunidades

Son varios los pueblos italianos que ofrecen residencia y simplifican gastos a quienes deseen mudarse al viejo continente. El objetivo...
Emigrar de la Argentina: un largo proceso y lleno de mitos

Cómo tramitar la ciudadanía italiana: mitos y verdades del proceso

Romina Cacciatore asesora y acompaña en el proceso del trámite la ciudadanía italiana. A partir de una dura experiencia personal, hoy ayuda...

Un gaucho en Chicago

Miguel Carboni es argentino, oriundo de Chaco y hace 35 años vive en Chicago.

Vivir por el mundo en épocas de pandemia

La historia de una pareja argentina que viaja por el mundo y que ni la pandemia pudo frenar
80