Un recorrido por Roma: del imponente Coliseo a las plazas históricas

Si hablamos de Italia, su capital Roma se nos viene rápidamente a la cabeza. Y si pensamos en Roma, lo primero que se nos aparece es el Coliseo.

 

Con más de 6 millones de turistas anuales, se convirtió en un verdadero símbolo del país, siendo el más visitado de todo su territorio.

Según TripAdvisor, fue el sitio más visitado por los turistas en los años 2018 y 2019. En sus inicios se lo denominó «Anfiteatro Flavio», y su nombre actual se debe a que se edificó cerca de la estatua del coloso de Nerón.

Hoy en día, después de casi 2000 años y de haber sido destruido y saqueado, sus túneles y entramados siguen maravillando al mundo. Es una de las 7 maravillas del mundo moderno.

La isla Tiberina se encuentra ubicada en el río Tíber, tiene muy pocas callecitas, y su origen aún es desconocido.

El barrio de Trastevere es el más bohemio de Roma, y está rodeado por bares de cerveza artesanal y tienda de artesanías.

Otro símbolo de la ciudad es la Piazza Di Spagna, bella por donde se la mire (se llama así por la Embajada de España ante la Santa Sede, con unas escaleras que las conectan). Una fuente está en el centro de la misma.

Eso nos da el pie para recorrer las plazas de Roma, algo muy característico de la capital de Italia, para conocer su vida e historia.

La plaza Navona reúne esculturas, fuentes y edificios, además de artista callejeros, pintores, turistas y los romanos («Todas las calles de Roma llevan a piazza Navona»). Otra de las más conocidas es la Piazza del Popolo.

La Plaza Venecia es considerado el centro del tráfico de la ciudad, y allí se encuentra el Monumento a Víctor Manuel II. Desde allí daba sus discursos Benito Mussolini.

Si vas a Roma, una parada obligatoria es la Piazza San Pedro, una auténtica obra de la arquitectura de Gian Lorenzo Bernini. En su centro está el obelisco Vaticano.

Sin embargo, Italia no sólo es sinónimos de Plazas o del Coliseo: cuando decimos Roma, hablamos también de gastronomía, más específicamente de la pasta (tienen que ir a la plaza Campo de’ Fiori).

A tan sólo 40 minutos de tren nos encontramos con Ostia Antia, ciudad fundada en el Siglo VII adC. Hoy en día se pueden ver los restos de la mayoría de los edificios que erigían en la ciudad antes de quedar enterrada por la arena.

La playa predilecta de los romanos es Ostia Lido, y está lejos de representar el glamour. Además, tiene una gran cantidad de restaurantes y paradores. Perfecto para los que quieren alejarse de las grandes aglomeraciones de la Ciudad Eterna. A tan sólo 8 kilómetros está la mágica ciudad de Tivoli, con la fuente de Neptuno, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Por último, en el sudeste del país están las ruinas de Pompeya, cerca de Nápoles y a los pies del monte Vesuvio, con los restos fosilizados por las cenizas en el Siglo I tras la erupción del volcán. De allí puedes tomar un micro hacia la costa Amalfitana, en Positano.

 

Un paseo por el Thames

Si Londres es el corazón de Gran Bretaña, entonces el río Thames es su principal arteria, la que mantiene a viva a la ciudad. El río fluye por el centro de Londres y abastece de agua a toda la región además de ser un lugar turístico por excelencia.

No nos olvidemos que Londres está dentro de los 10 destinos preferidos de los argentinos. Si bien existen decenas de propuestas para embarcarse en una aventura sobre sus aguas, en esta nota te proponemos un recorrido sobre los márgenes del río con ‘paradas obligadas´para para disfrutar de una deliciosa gastronomía, mucha cultura y algún momento de relax.

A unos metros de London Bridge, nos adentraremos en nuestra primera parada:  The Borough Market. Es el mercado gastronómico más importante de la ciudad, un lugar con historia donde descubrirás la típica comida británica. Tené en cuenta que está abierto de lunes a sábados.

Continuamos con el recorrido. Nuestra siguiente parada: The Globe Theatre, es una réplica del teatro donde Shakespeare presentó todas sus obras. Se encuentra a orillas del río, en el barrio de Bankside. Además de ser una réplica, se dedica a investigar y presentar todas las obras del escritor más importante de la lengua inglesa.

Como siguiente paso, no podemos evitar cruzar the Millenium Bridge, un puente colgante peatonal, de diseño innovador que fue inaugurado en el año 2000. Está perfectamente alineado con St. Paul Cathedral, por lo que nos regala una vista magnífica de la fachada sur de esta majestuosidad.

Siguiente parada: The Tate Modern es el museo de arte moderno y forma parte de las galerías de arte Tate en Gran Bretaña. Es de entrada gratuita y puedes pasar horas allí.

Continuando hacia nuestro destino, el paseo costero de Bankside es un increíble lugar con edificios modernos y llenos de pubs para sentarse y tomar o comer algo rico. Es un lugar concurrido por los londinenses, que suelen reunirse after office o simplemente para disfrutar un atardecer con vista al río.

The National Theatre, es la compañía nacional de teatro inglesa, un lugar de incesante movimiento donde nunca sabés si una producción allí está comenzando o terminando. También allí encontramos The British Film Institute donde encontrarás gran cantidad de libros sobre el cine británico, películas y un excelente restaurant dentro del edificio.

Y dejamos lo mejor para lo último. Llegando a South Bank, el recorrido finaliza en el icónico London Eye. La entrada (con compra anticipada) de 30 libras vale la pena para disfrutar de una excelente vista panorámica con la majestuosidad en primer plano del Big Ben y el emblemático Westminster Bridge. Enjoy it!

 

Greve, una de las más deliciosas ciudades ‘sin prisa’

Chianti es zona de viñedos y colinas entre Florencia y Siena, en el corazón mismo de la Toscana. Allí se encuentra Greve, un pueblo adrede detenido en el tiempo que cuenta con 4000 habitantes que disfrutan una vida saludable … y sin prisa.

Greve es la ciudad fundadora de Cittaslow, un movimiento global que se inició en el año 1999 y sigue las ideas de la organización Slow Food, que básicamente clama por un retorno a los hábitos de consumo de alimentos saludables y sostenibles. Quienes forman parte de este movimiento buscan mejorar la calidad de vida tanto en el ámbito de la alimentación como en el transporte, la cultura y el respeto por las tradiciones.

Este lugar en Italia es lo opuesto a la globalización. “Desde Singapur hasta Macao, en New York o en Roma, siempre encontrás la misma pizza, las mismas hamburguesas” dice orgulloso un habitante de Greve, cuya especialidad es la producción del queso ‘pecorino’ (queso de oveja). Esta especialidad de la zona, realizada por los campesinos del norte de la Toscana, volvió a producirse gracias a la incentivación de este movimiento que atrajo gran cantidad de turismo a degustar productos frescos y típicos de la región.

 

El turismo es atraído por una propuesta inmejorable: una oferta gastronómica de productos típicos elaborada junto a una red de acuerdos de las autoridades locales de Greve con productores de vino y aceite. Si a esto le sumanos, la típica pasta italiana, hacemos una combinación exquisita para sentarse a la mesa en cualquier punto de esta ciudad, que además no tiene prisa.

Entre quienes han decidido formar parte de esta experiencia se encuentra un  reconocido chef en la región. Salvatore Toscano tenía un restaurant de comida americana en Florencia y decidió mudarse a Greve y abrir allí su local. “No se trata sólo de la comida, estamos hablando del tiempo, entonces degustás con más calma y relax, lo que significa que también debés pensar en lo que estás comiendo”, asegura el Chef.

Quiénes forman parte de la coalición Cittaslow

Además de Greve, entre las ciudades fundacionales (este movimiento se originó íntegramente en Italia aunque esté denominado por siglas en inglés) se encuentran Bra, Positano y Orvieto.

Para formar parte de esta coalición, una población debe reunir varios requisitos. El más importante: tener una cantidad menor de 50.000 habitantes. Además, se requiere, entre otros ítems, la promoción de bicisendas y recorridos peatones para reducir los niveles de dióxido de carbono y el impulso de comercios pequeños y artesanales en contraposición a las cadenas comerciales.

El plan de Estados Unidos y Europa para retomar los vuelos seguros

En plena pandemia por el coronavirus, muchos bloques y países ya piensan en lo que será la reapertura para los turistas extranjeros.

Estados Unidos es actualmente el foco del Covid-19, con más de 2 millones de contagiados, y más de 120 mil víctimas fatales.

Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano, manifestó este miércoles en Washington que ya se encuentra trabajando con países de otras regiones para la reactivación del turismo.

Por supuesto, promoviendo los vuelos de forma segura, y reforzando los protocolos sanitarios tanto en aeropuertos como en los asientos de los pasajeros.

«Estamos trabajando para encontrar la forma correcta de hacerlo, el momento adecuado para hacerlo y las tácticas correctas que se deben tener en cuenta», dijo Pompeo en conferencia.

En ese sentido, aclaró: «Estoy muy confiado en que en las próximas semanas, lo resolveremos, no sólo entre los Estados Unidos y la UE, sino también entre los Estados Unidos y otras partes del mundo».

Mientras tanto, según información de la agencia Reuters, desde la Unión Europea planean reabrir las fronteras a los visitantes que viven fuera del bloque para el mes de julio, revisando quincenalmente la situación de coronavirus en cada país.

De Marbella a Gibraltar pasando por la aldea Pitufa

Junto a Resto del Mundo hacemos un recorrido por la región andaluza. Desde Marbella, la perla de la Costa de Sol, hasta Júzcar, el pueblo azul de la aldea Pitufa. Finalizamos en territorio británico visitando el Peñón de Gibraltar.

Marbella es ese maravilloso lugar que nos regala 325 días de sol al año. Enmarcada con las montañas de la Sierra Blanca como telón de fondo, esta ciudad cuenta con 27 kilómetros de playa sobre el mar mediterráneo.

En el casco histórico de la ciudad, te encontrás con un rincón típicamente andalúz, donde un laberinto de calles estrechas te llevan a perderte entre colores vivos, plantas y un aroma que invitan a quedarte por siempre.

Marbella fue fundada en el Siglo VII AC por los romanos, luego, conquistada por los musulmanes hasta el año 1487 que llegaron los reyes católicos. La iglesia de la Encarnación, en pleno centro histórico, es sin duda, uno de los símbolos de la ciudad.

Los Naranjos es la plaza histórica de la ciudad. Es un hermoso lugar en la zona más exclusiva de Marbella para ir a comer y degustar platos típicos regionales.

El Paseo del Mar y la Plaza de la Constitución constituyen un imperdible recorrido peatonal con réplicas de obras de Dalí y que desemboca en las playas céntricas sobre el Mediterráneo.

El Puerto Banús es el lugar más elegante y lujoso de Marbella. Su avenida principal lleva el nombre del cantante Julio Iglesias y la plaza principal, el de Antonio Banderas. Allí se encuentran las tiendas más exclusivas del mundo. Una amarra de una embarcación sale aproximadamente 3.000 euros por día.

Júzcar, la aldea pitufa

A una hora de Marbella se encuentra Júzcar, una pequeña localidad donde en los balcones, en los frentes de las casas y hasta en las plazas hay imágenes de los Pitufos.

En 2001 Sony Pictures buscó un pueblo que tuviera las características de la aldea de los pitufos y eligió este escenario para promocionar la película. Entonces, todo el pueblo se pintó de azul y cuando las visitas turísticas comenzaron a llegar, el pueblo adoptó esta fisonomía para no volver a cambiarla.

Peñón de Gibaltrar

Situado en la península Ibérica, Gibraltar es el punto de encuentro entre dos continentes: África y Europa; y entre dos mares: el Mediterráneo y el Océano Atlántico. El territorio además, es motivo de disputa entre dos países: España e Inglaterra. Actualmente se encuentra bajo dominio británico y limita solamente con España que reclama su soberanía.

Tiene una superficie total de 7 kilómetros cuadrados y allí viven 30 mil habitantes que hablan en spanglish. Recibe alrededor de 11 millones de turistas al año.

Para llegar al Peñón de Gibraltar ocurre algo muy curioso: se accede por la pista de aterrizaje del aeropuerto. Es un aeropuerto pequeño, y es considerado por los expertos como el segundo aeropuerto más peligroso de Europa -el primero es del Madeira. Un semáforo rojo en la avenida principal significa despegue o aterrizaje de aviones.

Tiene una superficie total de 7 kilómetros cuadrados y allí viven 30 mil habitantes que hablan en spanglish. Recibe alrededor de 11 millones de turistas al año.

Para llegar al Peñón de Gibraltar ocurre algo muy curioso: se accede por la pista de aterrizaje del aeropuerto. Es un aeropuerto pequeño, y es considerado por los expertos como el segundo aeropuerto más peligroso de Europa -el primero es del Madeira. Un semáforo rojo en la avenida principal significa despegue o aterrizaje de aviones.

 

Roadtrip por Inglaterra: un viaje soñado

Desde Cambridge hasta el Distrito de los lagos. Recorridos imperdibles que incluyen playas, la campiña inglesa y ciudades medievales como Nottingham, la tierra de Robin Hood. Resto del Mundo en un roadtrip increíble.

Cambridge

Las imponentes edificaciones históricas y su famosa universidad, lo transforman en nuestro brillante punto de partida. Hay un bar (The Eagle) muy famoso dado que allí, en 1953, se anunció el descubrimiento del ADN.

El Trinity College es uno de los más difíciles para acceder, fue fundado en el siglo XV y tiene el galardón de ser el College que más premios Nobel otorgó (Newton fue alumno allí).

Brighton

Yendo hacia la costa sur llegamos a la playa de Brighton, uno de los rincones más cálidos de Inglaterra. Allí se encuentra la famosa Royal Pavilion, la antigua residencia de verano de los reyes ingleses.

Sus trabajos terminaron en 1823, y el Royal Pavilion es el principal (y más exótico) destino turístico de Brighton.

También está su muelle, inaugurado en 1829, junto con un parque de diversiones.

Dorset

Este condado ubicado a 182 kilómetros de Brighton es uno de los sitios más bonitos del país, que combina campiñas y playas. A lo largo del condado se extiende la costa Jurásica que está bañada por las aguas del Canal de la Mancha. Asombrosas formaciones rocosas dan el toque antiguo a su historia.

El lugar más famoso es Durdle Door, con una de las formaciones geológicas más destacadas de esta ruta. Muy cerca de allí se encuentra la bahía de Weymouth reconocida por su increíble arena dorada y aguas poco profundas.

La región de Cornwell

Sinónimo de playas espectaculares y paisajes de ensueño: entre sus puntos de interés hay ruinas de castillos históricos, relacionados con la leyenda del Rey Arturo, colonias de artistas, y el mayor bosque interior del mundo.

Una de sus principales atracciones es el teatro abierto que se destaca por ser uno de los más famosos del mundo: el teatro Minack. La otra parada obligada es la legendaria Tintagel, lugar de nacimiento del Rey Arturo.

La misteriosa Stonehenge

Se trata de la estructura megalítica más famosa del mundo, que junto con las pirámides de Egipto son las construcciones más antiguas de la Humanidad. Las ruinas tienen más de 5.000 años.

Bath

Esconde un tesoro arqueológico e histórico en forma de termas romanas, declaradas Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en 1987. Todos los años recibe más de 1 millón de habitantes.

El puente de Pulteney finalizó en el año 1773, y es uno de los cinco puentes habitados que existen en el mundo, con viviendas y comercios en sus márgenes. El otro lugar que debes visitar es la abadía de San Pedro y San Pablo.

Bristol

Uno de los centros administrativos del suroeste del país. Su prosperidad estuvo ligada a su puerto comercial, a donde hoy la población va a descansar.

Cerca del puerto está la torre Cabot, construída en homenaje al navegante y explorador considerado como uno de los primeros europeos de la época moderna en llegar en 1497, a la parte continental de norteamérica.

Cotswolds

El lugar perfecto por sus trayectos cortos, rutas de ensueño, pequeños pueblos y hoteles centenarios. Esta región pertenece a familias muy adineradas, de las ovejas de la campiña inglesa proviene una de las lanas más caras del mundo. También está la Broadway Tower, que se sospecha fue creada con la idea de hacer paisajismo.

Nottingham

La tierra de Robin Hood cuenta con castillos medievales, mansiones victorianas y cuevas que atraviesan toda la ciudad.

Su centro es muy famoso por su arquitectura monumental, sus parques naturales y una peculiar belleza paisajista. En el castillo de Nottingham se centra la historia del famoso ladrón que robaba a los chicos y se lo daba a los pobres.

Manchester

La segunda aglomeración urbana del Reino Unido, con casi 500.000 habitantes. Un informe publicado en 2007 estableció que la ciudad es la de mayor crecimiento económico.

Fue la primer ciudad industrializada del mundo, y fue el principal centro internacional de la fabricación textil. Es la cuna también de las mayores leyendas musicales.

Chester

Está entre los sitios históricos de Inglaterra por conservar fuertes rasgos de los antiguos romanos, como el anfiteatro, el más antiguo del país.

De un lado, las extensas murallas rumanas, y del otro las galerías del estilo Tudor. No se pueden perder la catedral de Chester, con una mezcla de historia moderna y medieval.

Liverpool

Ciudad de contrastes entre lo antiguo y lo moderno. Albert Dock es el barrio más visitado de la ciudad.

Es la cuna de The Beatles y una visita imprescindible es su museo, la exhibición más larga de la mítica banda y sus integrantes. La calle Penny Lane aún puede visitarse, al igual que las casas de los cuatro famosos.

Blackpool

A 88 kilómetros de Liverpool, esta ciudad tiene una de las más famosas de Inglaterra, llamada Pleasure Beach. Tiene un paseo marítimo, tres muelles, y uno de los parques marítimos más importantes del mundo. La torre Blackpool, de 166 metro de altura, está inspirada en la Torre Eiffel de Francia.

Distrito de los Lagos

Fue incluido por la revista National Geographic como uno de los 50 lugares que todo viajero debe visitar al menos una vez en la vida. Nos vamos a encontrar con el valle de Newlands, el parque nacional más grande del Reino Unido.

 

Dime dónde viajas y te diré qué tomar: Sicilia

Por Fabricio Portelli

Cuando un argentino se sube a un taxi al llegar a Sicilia, lo primero que pregunta el chofer es si viene a conocer el pueblo de sus abuelos.

En Sicilia todo es expresivo; la calle muy ruidosa (como en Buenos Aires), y la gente habla moviendo mucho las manos; un movimiento gesticular heredado de un lenguaje mafioso. Pero el siciliano también tiene su propio idioma, y aunque suene más como un italiano cerrado, es muy rico gracias la influencia de todos los pueblos que han visitado esa gran isla al sur de Italia. Allí, todos tienen tanta personalidad que sus habitantes se reconocen más como sicilianos que como italianos.

Este enclave en el corazón del Mediterráneo fue el objeto del deseo de una diversidad de pueblos atraídos por su posición estratégica y la fertilidad de su paisaje. El paso de fenicios, griegos o romanos, encadenado con el de bizantinos, árabes y normandos, fue perfilando a lo largo de casi 4.000 años de historia una identidad distintiva y un legado cultural único. Y como si eso fuera poco, ostenta paisajes increíbles. Pero más allá del Etna, sus verdes colinas y sus interminables playas, la comida y sus vinos la hacen inolvidable.

Hay cientos de blancos y tintos, y son muy diferentes a los nuestros. Hijos del sol, pero también con influencia marítima, la canopia (follaje) suele ser frondosa para proteger a los racimos de la irradiación, aunque no llueve tanto como su verde paisaje sugiere. El clima es seco y caliente durante el ciclo de madurez, pero de noche hay brisas marinas.

Si bien Italia es, junto con Francia, el principal productor de vinos del mundo y posee innumerables cepajes autóctonos, el sur de Italia no es tan prestigioso por sus vinos como el norte (Piamonte) o el centro (Toscana). Sin embargo, hay vinos que hablan por si solos; y mucho más en ese entorno; y han trascendido las fronteras.

Beatuful details of architecture in siciliat town Taormina

Los blancos son frugales e intensos, con buena frescura, directos y amables; también vivaces. El Zibibbo (Moscatel de Alejandría) quizás algo invasivo, el Catarratto y el Grillo bien frutales, pero más moderados y el Carricante más equilibrado; con un carácter de frutas y flores blancas, ideal para disfrutar como aperitivo y con frutos de mar. En tintos, la uva madre es la Nero D´Avola, pero no la única. Para empezar a disfrutar las pastas y los pescados, un joven Frappato o un Nerello Mascalese con algunos años son ideales.

Ambos tienen más aspecto de Pinot Noir que de Malbec, y una frescura bien integrada. Son simples al principio, pero de texturas complejas, y en la mesa se convierten en superhéroes. También hay un tapado autóctono y que está resurgiendo; el Nerello Capuccio. Sin embargo, el rey de los tintos es el Nero D´Avola, que puede ser fluido y con agarre, y evolucionar delicado y licoroso. O también más nuevomundista, con cuerpo y jugosidad. En todos los casos, los vinos de Sicilia son frescos y apoyados en sus texturas incipientes, y únicos como sus paisajes y su gente.

Será difícil replicar la experiencia de regreso en casa, pero con las fotos a mano, un buen plato de pastas y buenos vinos, es posible. Un fragante Torrontés, o un Pinot Noir o un Malbec joven y vibrante del Valle de Uco, pueden servir para revivir un viaje que, sin dudas, será inolvidable.

5 vinos sicilianos imperdibles

Grillo, Vigna di Mandranova, Sicilia DOC, Alessandro di Camporeale 2017

Roso del Soprano Sicilia, Azienda Agrícola Palari, 2014

Nerello Capuccio, Terre Sicilaine Rosso, Benanti 2016

Cerasuolo de Vittoria Organic DOCG Classico, COS 2016

Mile e Una Notte, Donnafugata  2016

 

Si querés conocer más vinos, te invitamos a conocer su página web www.fabricioportelli.com y redes sociales Twitter: @FarbiPortelli e Instagram: @fabriportelli

Europa: mentalidad verde y mucha bicicleta para salir de la cuarentena

Moverse en bicicleta, caminar al trabajo o utilizar el monopatín eléctrico son las alternativas que ganan fuerza en las grandes urbes para evitar aglomeraciones en el transporte urbano.

Cada vez más personas optan por bicicletas para evitar multitudes en el transporte público. En sintonía, las autoridades ponen manos a la obra para aumentar la cantidad de bicisendas en las ciudades. Además ofrecen ayudas económicas para adquirir estos dispositivos de movilidad.

Un ejemplo emblemático es el caso de Londres donde las autoridades de la ciudad están trabajando en medidas para desalentar el uso de automóviles particulares para reducir el impacto ambiental.

En la mayoría de los casos, el argumento además, es que el aire impuro crea riesgos de salud y aumentaría la gravedad del COVID-19.

Inglaterra en su conjunto y la ciudad capital en particular, es una de las zonas de Europa más afectadas por el virus. A pesar de esto, las autoridades sanitarias de este país, en conjunto con la prestigiosa Universidad de Cambridge, pronostican que, de acuerdo al ritmo de contagios que actualmente se producen, el virus podría desaparecer de Londres en el próximo mes de junio.

En las calles de la ciudad se han ampliado e incorporado nuevas bicisendas y la idea es que las zonas temporalmente libres de circulación de autos podrían volverse permanentes.

En la ciudad española de Valencia, las autoridades locales ofrecen ayudas de hasta 250 euros para adquirir bicicletas eléctricas o monopatines. En el caso de Barcelona, el uso de carriles exclusivos para estos dispositivos de desplazamientos se cuadriplica en hora pico.

Las ciudades de Berlín y Bruselas tienen previsto construir entre 20 y 40 kilómetros de carriles adicionales para que los ciclistas puedan movilizarse.

Por su parte, el gobierno italiano ha destinado 120 millones de euros para potenciar el uso de bicicletas y evitar el congestionamiento en el transporte público y el uso de vehículos contaminantes. Incluso en las ciudades más cosmopolitas de Italia, que se considera el país europeo con más automóviles por habitante, están adoptando el ciclismo en proporciones increíbles. Sólo en Roma se han planificado 150 kilómetros de bicisendas.

 

Hallstatt, el pequeño pueblo que inspiró «Frozen»

Tiene menos de 800 habitantes y está ubicado en los Alpes austríacos.

«Frozen 2» superó los dos millones de espectadores en los cines argentinos, y una parte del éxito de la película de Disney sin duda se lo deben a este pequeño pueblo.

Se trata de la diminuta localidad de Hallstatt, que está ubicada en los Alpes Austríacos y tiene poco menos de 800 habitantes. Sin embargo, antes de la declaración de la pandemia a nivel mundial, cada día miles de turistas colmaban sus calles que seguro volverán a hacerse presentes dentro de algunos meses.

La mayoría de la gente alrededor del mundo llega a este pueblo para sentirse, al menos por unas horas, un habitante de «Arendelle«, el nombre que recibe esta ciudad en la ficción en donde brillan Anna y Elsa.

Es un lugar de lagos cristalinos, pequeños restaurantes y algunas casas típicas de pueblo. Es en ese momento, en donde los turistas buscan el lugar apropiado para tomarse la mejor selfie, con el paisaje más bonito, para subirlo a sus redes sociales.

Esta superpoblación del pueblo de Hallstatt, ubicado en la región montañosa de Salzkammergut, ya se remonta desde 2013 cuando Disney sacó la primera película.

La zona está poblada desde hace 7.000 años, y el pueblo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997. Además, allí se encuentra la mina de sal más antigua del mundo, y también son muy populares sus pistas de esquí.

 

Anabella, la fotógrafa argentina que brilla en Barcelona

Anabella Noé Condoleo ama su profesión y es feliz con su trabajo. Oriunda de La Matanza, hace más de un año y  medio que vive en Barcelona, el lugar que la acogió y la elige hoy como una de las mejores fotógrafas. Se considera una trota mundos y sus producciones dan testimonio de todos los rincones que ha visitado en Europa desde que se instaló en ese continente.

Así se define esta artista: “soy una viajera, nómade, cada lugar al cual voy es indispensable llevar mi cámara con la cual capturo momentos que quizás no quedarían inmortalizados en mi memoria si no fuera a través de ella, es el conector que utilizo para transmitir lo vivido”.

Sin duda es una experta en paisajismo y retratos y por dicha razón, entre los servicios fotográficos que brinda, se destacan sus recorridos por Barcelona en la que ofrece diferentes alternativas para poder fotografiarte en la ciudad. Las rutas propuestas son: La Sagrada Familia, el Barrio Gótico, el Arco del Triunfo y Parque de la Ciudadela, Montjuic y Plaza España y Park Guell.

Además de una excelente retratista, Anabella ha resultado una gran guía turística ya que en el recorrido que realizó junto a MillasXelMundo por el Barrio Gótico, nos ha transmitido sus conocimientos acerca de las historias que se esconden en aquellas estrechas calles medievales.

Así define esta artista su pasión por la fotografía: “Quiero sentir el frío del pico de una montaña, el calor de una playa y del hogar de unos abuelos que me hospedan. Quiero mirar hacia arriba y ver ramas chocando entre sí, dándome ese sonido de cuna, mi cuna. Ensimismadas ver las nubes pasar como agua en el mar… Quiero que mi mirar capture momentos y mi cámara me los recuerde cuando me olvido de ellos, mirar, sentir y vivir a la par…”

 

 

 

 

 

 

 

 

Si querés ver más sobre su trabajo, podés entrar a su página web www.sinfiltrofotografia.com y a su cuenta de Instagram @sinfiltrofotografia.

Quienes somos

Tanto nos gusta viajar que cuando no lo estamos plasmando físicamente, estamos investigando, buscando precios, pidiendo consejos.
Nos gusta hacer MillasXelMundo porque volamos con la imaginación, porque disfrutamos reviviendo recuerdos por el mundo, porque somos una comunidad viajera dispuesta a aportarte los más útiles consejos para planificar y realizar tu estadía más placentera.
Porque recolectamos relatos viajeros y queremos que vos nos cuentes el tuyo.

Simplemente...