Esquel, un lugar para disfrutar en la Patagonia argentina

El sur de Argentina nos permite acceder a imágenes naturales de una belleza singular. Nada tiene que envidiarle a otros destinos del exterior ya que, con sus paisajes, nos adentra a postales de ensueño. 

Muchas son las ciudades y localidades que con sus trazados pintorescos, enmarcados en montañas, cerros, lagos, playas, ríos, glaciares y senderos, nos invitan a sumar millas por esta encantadora zona del país.

Esquel es pieza fundamental de este paisaje sureño. En el lado oeste del Chubut, sobre la Cordillera de los Andes y en el camino de la famosa Ruta 40, se encuentra este destino. En un valle de origen glaciar, ofrece infinidad de actividades y modos para recorrerlo y disfrutarlo. 

Entre entornos naturales únicos, que entremezclan la estepa patagónica y el bosque andino, y con un clima que atrae al turismo en época estival e invernal, Esquel es un lugar privilegiado por su ubicación, invitando a viajeros al descanso, paseos, aventuras y deportes. 

Senderismo, cabalgatas, pesca, acampe, esquí, snowboard, mountain bike, kayak y running, son algunas de las actividades que el lugar nos invita a aprovechar.

Por sus raíces culturales que profundizan su identidad a través de los museos, la arquitectura y la gastronomía, brinda un abanico de posibilidades diversas para descubrir la ciudad y alrededores.

Plantación de tulipanes

A días de la llegada de la primavera, un espectáculo garantizado que pone color a la Cordillera. 

Durante el mes de octubre, cada año desde 1996, se realiza este evento que permite a los locales y turistas contemplar la siembra de una variedad de casi 30 especies de esta flor.

A sólo 25 kilómetros de Esquel en un campo de 3 hectáreas la firma floricultora “Plantas del Sur” ofrece la posibilidad a los visitantes de disfrutar este atractivo agroturístico.

Tulipanes en Trevelin, Chubut

 

Este emprendimiento, se encuentra en un paisaje cautivante que devela un surco de largos listones multicolores que desembocan en los ríos Nant y Fall y Percy, afluentes del inmenso Futaleufú. 

Pueden visitar los campos de tulipanes llegando por su cuenta o en excursiones, también las hay nocturnas. Un consejo… llevar preparada la cámara para poder captar estas imágenes fabulosas.

 

Corredor de los Andes

Para conocer paisajes majestuosos este corredor es el camino indicado. Está conformado por las localidades rionegrinas de El Manso y El Bolsón, y las chubutenses de El Maitén, El Hoyo, Lago Puelo, Epuyén, Cholila, Gualjaina, Esquel, Trevelin y Corcovado. 

El Corredor de los Andes funciona desde el año 2019 y nació como un impulso regional. Abarca 300 kilómetros al pie de la cordillera brindando diferentes propuestas, dependiendo la época del año que se lo visite. 

[metaslider id=»1388″]

 

Esta iniciativa permite a los turistas disponer de aproximadamente dos semanas para poder conocer postales vivas a lo largo de los cientos de kilómetros del corredor.

Puede transitarse en auto durante 5 horas como, también, realizando turismo aventura, a través sus senderos. 

Para quienes prefieran disfrutar de la gastronomía, además, podrán acceder a degustar platos típicos del lugar, el té y tortas galesas, como incluso la cerveza artesanal de la región.

Laguna La Zeta y Parque Nacional Los Alerces

La Laguna La Zeta es un espacio municipal, público y gratuito. Desde 2013 es una Reserva Natural Urbana a sólo 15’ de la ciudad de Esquel, donde conviven flora y fauna de ecotono, el bosque andino y la estepa patagónica. 

Los deportes al aire libre, los paseos familiares y el avistaje de aves encuentran en la Laguna La Zeta un ámbito libre y diáfano donde pueden desarrollarse con naturalidad.

Otro lugar para disfrutar de la naturaleza es el Parque Nacional Los Alerces, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO. Con una extensión total de 263 mil hectáreas el parque alberga a los lagos Futalaufquen, Verde, Krüger, Rivadavia, Menéndez, Amutui Quimey y el río Arrayanes, entre otros. 

La pesca está permitida en el Lago Futalaufquen (con permiso correspondiente),y puede disfrutarse de las costas de los lagos, la navegación desde Puerto Limonao, el senderismo de baja y mediana dificultad, el buceo y las áreas de acampe, sólo para uso diurno.

Gastronomía patagónica

Si pensamos en deleitar ricas comidas de esta región es imposible que no se nos haga agua la boca por probar la trucha o cordero. Y para los más golosos, los postres a base de frutos rojos o la típica torta negra galesa.

Pero además de estas propuestas, que ya son una marca registrada regional, hace algunos años que la producción cervecera está haciéndose camino en el lugar.

[metaslider id=»1394″]

 

La cerveza es uno de los emprendimientos más importantes desarrollados en los últimos años en Esquel. Los emprendedores dedicados a la producción de esta bebida coinciden en que el agua del lugar, los lúpulos que se cultivan en la región, como también el paisaje que acompaña la elaboración, son las condiciones que la vuelven tan particular.

La actividad vitivinícola también se abre paso hace unos años en la zona. A 45’ al sur de Esquel desde 2016 se celebra la vendimia en las “Viñas de Nant y Fall”. Con más de dos hectáreas cultivadas, esta plantación ofrece 4 cepas para el disfrute de los amantes del vino con un producto singular.

La hora del té no se trata simplemente de probar la infusión y nada más. Toda una ceremonia se despliega ya que el este té galés se toma con un chorrito de leche, al “estilo inglés”, acompañado con pan casero cortado en finas capas y manteca, además de escones con toda clase de dulces, quesos y tartas de frutas.

Esquel desde su historia y cultura: La Trochita, Colonia Galesa y bandoleros

Si hablamos de esta región desde lo histórico inmediatamente pensamos en La Trochita. El Expreso Patagónico es uno de los atractivos turísticos más representativos de Esquel. 

Este tren icónico de la Patagonia comenzó a funcionar el 25 de mayo de 1945. Luego de 23 años que tomó la construcción de 402 kilómetros de vías, echó a andar, marcando el camino con su huella humeante. 

Además de haber permitido la circulación de la producción de la zona, y hacer posible el encuentro entre personas, en el presente y desde sus vagones, permite a los visitantes disfrutar de las maravillas patagónicas.

Refiriéndonos a lo cultural, una mezcla de lo propio, a través de los pueblos originarios, se entremezcla con lo extranjero, consolidado a partir de la llegada de los Galeses hace 155 años.

La Colonia Galesa es otra visita obligada cuando nos encontramos en Esquel. Desde el Atlántico a la Cordillera, la patagonia está marcada por la arquitectura, costumbres y gastronomía de esta cultura.

En el centro de la ciudad se puede conocer la capilla Seión que se mantiene desde 1904 asentada sobre piedra y barro, con sus paredes de ladrillo cocido y techo de chapa. 

Otro atractivo es el Molino Nant Fach, ubicado a unos 45 kilómetros de Esquel, sobre la Ruta Nacional 259, su nombre en galés significa “Arroyo Chico”.

Para los más curiosos, a sólo 2 horas de la ciudad de Esquel por la Ruta 71 podrán llegar y conocer la vieja y famosa cabaña de troncos que entre los años 1901 y 1905 alojó a dos de los bandidos más buscados de Estados Unidos, “Butch Cassidy” y “Sundance Kid”.

Cada año, numerosos turistas llegan a esta construcción de cuatro habitaciones, ubicada a pocos metros del Río Blanco, para adentrarse más en la fascinante historia.

Agradecemos la información proporcionada a Turismo y Gestión y a la Secretaría de Turismo de Esquel.

 

El expreso La Trochita cumple 75 años

Un 25 de Mayo de 1945, tras demorar 23 años en su construcción, se puso en marcha el emblemático Viejo Expreso Patagónico. 

Dejando a su paso una icónica estela humeante, La Trochita abrió camino a un derrotero de historias que conjugan la circulación de la producción con infinidad de abrazos de encuentros y reencuentros. Los invitamos a conocer a bordo de sus vagones, maravillosos paisajes patagónicos que emocionan a miles de visitantes.

Hace 25 años se iniciaba el primer recorrido completo de 402 kilómetros entre Ingeniero Jacobacci, provincia de Río Negro y Esquel, Chubut. El expreso patagónico constaba de un majestuoso  trayecto de 600 curvas entre la estepa y la montaña.

Actualmente, realiza dos recorridos turísticos que parten de las localidades de Esquel y El Maitén. Participar de un viaje a bordo de sus vagones es una experiencia que une generaciones y conecta relatos de antaño y viejas fotografías.

Un poco de historia

“La Trochita” fue parte de un faraónico proyecto que, desde principios del siglo XX, pretendía expandir la red ferroviaria nacional hacia la Patagonia uniendo el Océano Atlántico con la Cordillera de los Andes.

En sus primeros años de vida, el tren transportó cueros, lana y madera. En 1950, comenzó a llevar pasajeros, constituyéndose en el medio de transporte principal de los habitantes del noroeste de la provincia de Chubut. Entre los años ’60 y ’70, ocupó un lugar central en la vida de los pueblos, cuyas estaciones le veían detenerse y avanzar en sus regulares recorridos.

Con la proliferación del transporte automotor y la apertura de nuevos caminos, dejó de ser imprescindible como medio de transporte. A ello se sumó el cierre masivo de los ferrocarriles del país durante los años noventa.

Fue una osada apuesta de Río Negro y Chubut por no dejar morir a “La Trochita”, la que permitió que se le pueda revalorizar como patrimonio histórico y sosteniendo parte de su recorrido como medio turístico.

Para más info, podes visitar la página oficial La Trochita

Esquel todo el año

Esta localidad es de visita obligada si en algún momento deseás hacer un roadtrip por la Patagonia. Aquí te dejamos algunas sugerencias.

Para más información podés consultar con la Secretarí­­a de Turismo de Esquel +54 2945 451927/453145/455652 

Esquel: empiezan a formarse los túneles de hielo

Con el comienzo de enero, se empiezan a formar los imponentes túneles de hielo en la cumbre del Cerro La Torta en Esquel, Chubut. Se trata de un espectáculo natural que se puede disfrutar por pocos días y que cada año genera una atrayente experiencia en miles de turistas. Desde mediados de mes, excursiones acercan a los viajeros que quieran maravillarse con este efímero fenómeno de singular belleza.

La postal es majestuosa: senderos tubulares conformando un laberinto cilíndrico con cielorraso escamoso y cóncavo, cuyos pasadizos están conectados por paredes de hielo. Se trata de un tubo de hielo de más de 100 metros de longitud y unos diez metros de diámetro, que se forma fruto de la acumulación de nieve de todo el año al pie de una cascada, que empieza a derretirse con el calor del verano.

Al estar al reparo del sol, el hielo sufre un descongelamiento inverso (de adentro hacia afuera), conformando estos túneles ramificados que pueden recorrerse por dentro y que se encuentran a nada menos que a 1900 metros sobre el nivel del mar. 

 

 

 

 

 

Los visitantes sólo pueden llegar hasta este lugar con guías autorizados, contratando excursiones que insumen unas seis horas y que están calificadas como de dificultad media.

El recorrido arranca en Esquel, con un primer tramo de 50 kilómetros por un bosque de lengas, que se recorre en vehículos 4×4. A continuación, tras una hora de trekking bordeando el Arroyo Irigoyen, se arriba a la cascada de 45 metros de altura, ubicada en la base de la colina.

El lugar, además, es un punto panorámico único para contemplar el Parque Nacional Los Alerces y un paraíso para los adeptos al avistaje de aves.

Fotos: Secretaría de Turismo y Producción de Esquel

Corredor de Los Andes: un circuito por las postales vivas de la Patagonia

En el año 2019, dos localidades rionegrinas y nueve chubutenses dieron vida al Corredor de Los Andes, una iniciativa regional que abarca unos 300 kilómetros al pie de la cordillera y que ofrece un amplio abanico de propuestas. Hacia el verano, el verde del bosque patagónico y los lejanos picos nevados se abrazan con los imponentes lagos y los serpenteantes ríos montañosos en la diversa oferta de turismo aventura; mientras la humeante gastronomía típica se hace una en las tardes de té galés con torta y se complementa magistralmente con la prodigiosa cerveza artesanal.

Chubut se prepara para una nueva temporada turística

La Cordillera del Chubut espera a un gran número de turistas provenientes de todo el país. Esquel y Trevelin son los más elegidos y el Parque Nacional Los Alerces, será el corazón de las actividades al aire libre en pleno contacto con la naturaleza.

Una de las mejores opciones para este verano en la Patagonia, es la que se nuclea alrededor del Parque Nacional Los Alerces, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2017; los destinos turísticos chubutenses de Esquel y Trevelin vienen desarrollando y potenciando sus recursos y atractivos turísticos para que sean de los más experienciales del verano en la región patagónica.

El Parque Nacional Los Alerces, abierto y operativo al ciento por ciento,  es el epicentro de las actividades de verano, al aire libre y en contacto directo con la naturaleza, donde se conjugan las mejores experiencias turísticas e inigualables. “El Parque va  estar abierto todo el verano como lo está actualmente, con todos los servicios turísticos a pleno y prestándose con normalidad, los senderos habilitados en su totalidad, los concesionarios de servicios con sus puertas abiertas, esperando recibir una excelente temporada estival”, afirmó el Intendente del PNLA, Guardaparque Ariel Rodríguez”.

Esquel y Trevelin proponen para esta temporada, excelentes servicios para los turistas, diversidad de oferta de alojamiento y de gastronomía regional, vinos de alta calidad elaborados en la microrregión y deliciosas cervezas artesanales destacadas por el lúpulo y el agua de estas latitudes, excursiones y propuestas realmente diferenciadoras.

Mariano Riquelme, Secretario de Turismo de Esquel, manifestó que “el posicionamiento de estos dos destinos en los últimos años ha sido fenomenal, sus atractivos turísticos están en la mente de cada turista potencial gracias a la promoción y difusión que se viene desarrollando desde los municipios. La Trochita, la cultura galesa, el Alerzal Milenario, Turismo Rural, senderismo y Trekking, Canopy, la gastronomía, son marcas que ya están instaladas y que los turistas quieren experimentar”.

Tanto Esquel como Trevelin, ofrecen una variedad importante de propuestas turísticas, se complementan mutuamente y generan que los turistas permanezcan en la región varios días, “la mayoría de las consultas actualmente son para realizar actividades al aire libre, senderismo en el Parque Nacional Los Alerces, actividades acuáticas como el kayak, excursiones lacustres, enfocadas a realizar con toda la familia; por supuesto y no faltan, las consultas sobre platos de cocina regional”, sentenció Riquelme.

Sin lugar a dudas Esquel y Trevelin, son dos destinos turísticos que se consolidan cada vez más, ambos  poseen una muy interesante combinación entre la belleza natural de sus paisajes y la propuesta cultural. Asimismo, conforman una microrregión turística, dónde invitan a cada visitante a disfrutar a través de sus servicios turísticos y la calidez de sus habitantes.

Más info en Turismo y Gestión

+54 11 4103 0047/ +54 9 3547 518018

www.turismoygestion.com

El espectáculo que pone color a la Cordillera

Se trata de un campo de tan sólo tres hectáreas pero de un atractivo único en la localidad de Trevelín, a sólo 25 kilómetros de Esquel, provincia de Chubut. 

Situado en un desvío de la Ruta 259, se trata del mayor emprendimiento productor de tulipanes del país, que nació en 1996 y en los últimos años se viene constituyendo también en un atractivo agroturístico relevante. En la Argentina son pocos los productores de tulipanes y en esta región sorprende la variedad de especies alcanzadas por la firma floricultora “Plantas del Sur”. 

El paisaje es cautivante: largos listones multicolores que se vuelven uno con el surco serpenteante de los ríos Nant y Fall y Percy, afluentes del inmenso Futaleufú que, presuroso baña el pie de los cerros para atravesar la cordillera y alcanzar la chilena Región de los Lagos

A los visitantes se les recomienda llevar cámaras fotográficas o en su defecto los teléfonos celulares con batería y espacio de almacenamiento, porque ante el singular espectáculo de los tulipanes en flor, con las iluminadas montañas de fondo, no habrá fotógrafo, profesional o aficionado, que pueda resistirse a llevarse esas imágenes de recuerdo.

El suelo patagónico, el invierno frío y la primavera templada generan un escenario propicio para el desarrollo floricultor del tulipán. El paisaje es cautivante y recibe la visita de cientos de turistas que llegan por sus medios o en visitas organizadas a través de tour operadores (recomendamos consultar en turismoygestion.com)

  •  Campo de tulipanes “Plantas del Sur”
  • Del 1 de octubre al 3 de noviembre  de 9 a 18 hs.
  • Valor de la entrada $300
  • Turismo y Gestión combina la excursión con el pueblo de Trevelin y las Cascadas Nant y Fall.
  • También se organizan salidas nocturnas.Más info en Secretaría de Turismo de Esquel +54 2945 451927/453145/455652 infoturismo@esquel.gov.ar www.esquel.tur.ar

 

80

Quienes somos

Tanto nos gusta viajar que cuando no lo estamos plasmando físicamente, estamos investigando, buscando precios, pidiendo consejos.
Nos gusta hacer MillasXelMundo porque volamos con la imaginación, porque disfrutamos reviviendo recuerdos por el mundo, porque somos una comunidad viajera dispuesta a aportarte los más útiles consejos para planificar y realizar tu estadía más placentera.
Porque recolectamos relatos viajeros y queremos que vos nos cuentes el tuyo.

Simplemente...