Bienvenidos a York, la joya de Inglaterra

York, la joya de Inglaterra

Ya sea que estés interesado en la historia, la arquitectura, la cultura o simplemente en disfrutar de un paseo pintoresco por calles antiguas, York tiene algo que ofrecer a cada visitante.

La joya de Inglaterra

La joya de Inglaterra

Ubicada en el noreste de Inglaterra, la histórica ciudad de York es un destino imprescindible para los amantes de la historia, la arquitectura y la cultura. Con su rica herencia romana y vikinga, y su emblemática catedral gótica, York Minster, la ciudad ofrece una experiencia incomparable para los visitantes.

Descubriendo York: más allá de la Catedral

York Minster

Una de las catedrales góticas más grandes de Europa

Además de la impresionante York Minster, una de las catedrales góticas más grandes de Europa, York cuenta con una variedad de atracciones y actividades para todos los gustos:

El Museo del Castillo de York

En el museo podrás conocer la vida de la ciudad

Este museo ofrece una fascinante visión de la vida en York a lo largo de los siglos, con exhibiciones que van desde la época medieval hasta la victoriana.

El Shambles

La joya de Inglaterra

La joya de Inglaterra

Una de las calles medievales mejor conservadas de Europa, con sus pintorescas tiendas y edificios de entramado de madera, es un lugar perfecto para pasear y hacer compras.

Las Murallas de la Ciudad

Murallas de la ciudad

Los visitantes pueden caminar por las murallas bien conservadas, disfrutando de vistas panorámicas de la ciudad y sus alrededores.

El Centro Vikingo JORVIK

Este museo interactivo permite a los visitantes explorar la vida de los vikingos que alguna vez habitaron la ciudad, con recreaciones detalladas y artefactos arqueológicos.

Las 5 iglesias góticas más fascinantes de Europa

Los Jardines del Museo de York

Los Jardines del Museo

Los Jardines del Museo

Se trata de un hermoso espacio verde que alberga las ruinas de la Abadía de Santa María y ofrece un lugar tranquilo para relajarse y disfrutar de la naturaleza.

Cómo llegar

La ciudad es fácilmente accesible desde varias ciudades importantes del Reino Unido. Desde Londres, se puede tomar un tren directo desde la estación de King’s Cross, con un viaje de aproximadamente dos horas. También hay conexiones ferroviarias regulares desde Edimburgo, Manchester y Birmingham.